07
Mar

PILATES Y PACIENTES ONCOLÓGICOS.

Partimos de la premisa de que el “Movimiento, eficiente, cura”.

¿Sabías que es altamente recomendable para personas que han sido diagnosticadas o están en tratamiento contra el cáncer?

Cuando una persona es diagnosticada de cáncer, el tratamiento posterior supone una lucha larga y constante para el paciente, donde su capacidad física y mental se ven afectadas de una manera notable.

Conseguir que durante y después del tratamiento la persona pueda disfrutar de la mejor calidad de vida posible, es una de nuestras prioridades como profesionales de la salud.

El método Pilates puede contribuir al tratamiento de pacientes oncológicos, pues ayuda en la restauración de cualquiera de las disfunciones músculo–articulares, que pueden darse durante la enfermedad o durante la fase de recuperación. En el caso de las mujeres que han sido intervenidas de cáncer de mama, los ejercicios ayudan a recuperar la fuerza y movimiento en las extremidades superiores de forma progresiva.

Tal y como explicamos en este primer post sobre beneficios del método Pilates, uno sus grandes pilares es el control de la respiración. Esto ayudará al paciente oncológico pues favorecerá el desarrollo muscular de una manera uniforme, optimizando la función muscular y articular y mejorando la movilidad. Además, un desarrollo muscular uniforme aportará estabilización y alineación en todo el cuerpo, algo fundamental en cualquier proceso de rehabilitación.

Otro de los grandes beneficios del método Pilates, es el grado de concentración que aporta a quienes lo practican. Esta concentración ayuda a los pacientes a ser más conscientes del conocimiento y control de su cuerpo. Dicho control contribuirá a poder disminuir los episodios de dolor.

Si desde un punto de vista motriz los beneficios del método Pilates son muchos, no podemos olvidar cómo puede favorecer el plano emocional. Es fundamental destacar la repercusión positiva -casi inmediata- que tiene en el estado anímico de la persona, a quién realizar ejercicio de manera continuada ayudará a sentirse mejor.

El bienestar cuerpo–mente que se obtiene gracias al método Pilates favorece la concentración, el control del estrés, reducción de la ansiedad y la depresión, mejora la autoestima y provoca una mayor sensación de control y de satisfacción con la vida.

¡Fuerza para tod@s l@s luchador@s!

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están señalados *